miércoles, 2 de noviembre de 2016

De tilo



Yo tengo una hija de tilo, verde al sol, ojos como ventanas, atrapasueños, atrapacielo, de risa perfumada, con flores amarillas por pelo.

Ella lleva manos como vertientes, blanca arroyo, fresca en su ser inferior, erguida en sus lecturas, con silencios de vientos, con palabras que hacen nidos, ella trina, canta, susurra, baila, ella quiere, ella abraza, fuerte.

Vero tilo, Vero hija, ella mi bella hija.

Querida hija.




No hay comentarios: