sábado, 2 de agosto de 2014

El cielo en mi casa


Brandon Giesbrecht Fotografía


El cielo -la vía láctea- recorre mi casa de fondo a frente. Se abre paso entre los árboles con la Cruz del Sur oficiando de pórtico o picaporte, se adentra despacio haciéndose pasto de estrellas y brilla como rocío nocturno de una noche pequeña. En el límite, pide permiso a las Tres Marías y la espada de Orión cae vertical dejando el paso libre a la cocina. Un entrevero de estrellas, planetas y juguetes dificulta el paso después. Venus ilumina la sala y en la puerta de entrada espera la luna. Llegando al final, es decir al principio, un cometa ladra y llueven asteroides tejiendo telarañas. La reja de su ocaso se yergue entre horizonte de edificios y el portón inicial abre al cielo la ciudad.